Advertisment Advertisment
Mavi Mendoza
Mavi Mendoza

Por: Mavi Mendoza, Directora Ejecutiva de Siervas Fieles.

QUÉ HACER MIENTRAS ESPERAS TU PROMESA?

En una reciente rueda de prensa, tuve la oportunidad de estar frente a Christine D'Clario quien, como respuesta a otro medio de comunicación, contaba acerca del diagnóstico de Endometriosis que había recibido por parte del médico, diagnóstico que casi anulaba por completo sus posibilidades de tener un hijo.

Asimismo nos contó acerca del tiempo en que esperó el cumplimiento de su promesa, recordando que Dios le presentó a su esposo Carlos Caban, como el padre de sus hijos, aún frente a ese diagnóstico.  También comentó acerca de un servicio que hubo en su  iglesia, en el cual oraron por su esposo y por ella.  Durante ese momento de oración Christine experimentó  como algo caliente se movía dentro de su vientre, justo el momento en que ella cree recibió sanidad divina, sanidad que su médico muy pronto podría confirmar.

Christine tenía programada una cirugía para remover la endometriosis que previamente le habían indicado, era demasiada, lo cual requeriría horas en el quirófano, pues la limpieza de la misma sería demasiado compleja.  El doctor también les había aclarado a Carlos y a Christine que un alto porcentaje de mujeres, pese a ser sometidas a cirugía, no se embarazaban. Lo cual no era un diagnóstico esperanzador.

Al ella presentarse a dicha cirugía, el doctor salió rascándose la cabeza y notificó a su esposo Carlos Cabán, que el útero de Christine estaba completamente limpio.  Sin encontrar explicación lógica a su reciente hallazgo, el doctor les expresó que reconocía que ellos (Carlos y Christine) eran personas de fe, que lo que había ocurrido en ella, no era más que un milagro.

Conozco personalmente mujeres con este diagnóstico, mujeres que están esperando un toque de Dios para que limpie su útero como lo hizo con el de Christine; por lo que me atreví a preguntarle a ella, ¿Qué les diría a estas mujeres que pudiera fortalecerlas mientras esperaban el cumplimiento de su promesa?

Aquí te dejo resumida su respuesta:

Número Uno: EL TIEMPO DE DIOS ES PERFECTO, No hay nada mejor que las cosas sucedan en el tiempo perfecto de Dios, pues es perfecto.  En mi caso nos cuenta, justo encajó con un tiempo sabático que habíamos programado con anterioridad, lo cual me permitió disfrutarme el último trimestre de mi embarazo, así como los primeros cuatro meses después del nacimiento de mi bebé sin interrupciones.

Número Dos: DIOS TODAVÍA ES UN DIOS DE MILAGROS, Dios es el mismo de ayer, de hoy y por los siglos.  Hizo un milagro en las vidas de Abraham y Sara, pero, también hizo un milagro en mí, que soy de esta generación.  No dejes de creer, pues Él no ha cambiado, sigue haciendo milagros hoy.

y, Número Tres: NO RECIBAS LO QUE NO ES TUYO, la mentira de que no podrás engendrar hijos no te pertenece, a ti te pertenecen las promesas de Dios.  Dios prometió que no habría mujeres estériles dentro de su pueblo, a esa promesa aférrate.  Prepárate para recibir tu milagro.  Tengo amigas que en su tiempo de oración se encerraban con ropa de maternidad y una que llegó al extremo de cargar un muñeco como si fuese su bebé, claro que la gente pensaba que estaba loca, pero ella respondía: "Estoy actuando en fe, preparando a mi cuerpo para el momento en el que tendré que cuidar de mi bebé."  Así que recibe y prepárate para lo que te pertenece.  

Añadió también que estas tres cosas aplican para cualquier persona que enfrente cualquier tipo de enfermedad, cualquier diagnóstico médico que Dios puede transformar.

No hay duda que Christine puede hablar de lo que ha vivido en carne propia, y  lo hace con autoridad y unción.  Su respuesta  me llevó hasta las lágrimas y me hizo arder el corazón, y por eso me decidí a compartírtela mujer, con la esperanza de que tu fe se ensanche, tu alma se llene de paz y esperanza, orando y creyendo contigo porque muy pronto puedas ver la manifestación del Dios de milagros que está vivo hoy, que sigue moviéndose en este tiempo y en esta generación.

Si quieres seguir de cerca a esta maravillosa familia, te invito a que sigas a Christine a través de sus redes sociales y te dejes inspirar por su fe, su voz y su hijo Ian, su milagro hecho carne.

Imágenes extraídas del Instagram Oficial de Christine.

                                                          

 

 

PodCasts