Advertisment Advertisment
Mavi Mendoza
Mavi Mendoza

Por: Mavi Mendoza, Directora Ejecutiva de Siervas Fieles.

7 PECADOS CAPITALES DE LA BOCA

"Los 7 Pecados Capitales de la Boca" Son malos hábitos que nos convierten en personas poco confiables, lo que repercute en que no seremos escuchados, puesto que nuestro mensaje no será bien recibido por los demás. Nosotros, tenemos buenas nuevas que contar, así que debemos tener credibilidad al hablar.   Recuerda que la biblia nos exhorta en su palabra a cuidar las palabras de nuestra boca, así que mucho ojo con no cometer estos pecados de la boca.

 

CHISMEAR

 

¿Quién podría confiar en alguien chismoso? Sabemos muy bien que quien se entretuvo chismeando contigo, estará chismeando de ti una vez se despidan. Así que; mejor le decimos adiós al chisme pues no edifica a nadie y francamente nos hace quedar muy mal.

 
JUZGAR
 
 
¡Uy! Quién esté libre de este pecado, que tire la primera piedra. Nos encanta criticar, parece que es lo #trending en las redes sociales, criticamos cada comentario que leemos, criticamos a los políticos, a los religiosos, a los que pecan diferente a nosotros... Esforcémonos por criticar menos y encontrar más cualidades en las personas que valgan la pena mencionar. Aprendamos de nuestro Dios, que jamás ha hablado mal de nosotros a pesar de conocernos bien.
 
LA NEGATIVIDAD
 
 
Ninguna otra fuerza en la tierra hará que te alejes como rayo de una persona, aguantamos el mal aliento, pero no la negatividad. Admitamos que muy en el fondo todos anhelamos paz y armonía y disfrutar el lado bonito de la vida. Una persona negativa te pone una carga muy pesada que llevar, por lo que debemos practicar más el positivismo a la hora de hablar si queremos que lo que decimos verdaderamente llegue a nuestro interlocutor.
 
 
EL DOGMATISMO
 
Jesús es la verdad... Muy cierto, sin embargo no hay nada peor que alguien que quiere obligarte a creer en lo que tú crees. Alguien que te quiera imponer su creencia como absoluta provoca resistencia en los demás. Así que, dediquémonos a orar más y a dejar obrar al Espíritu Santo en la vida de los otros. Extendamos misericordia para que podamos recibir misericordia.
 
 
 
QUEJARSE
 
 
Siempre me dicen...
Siempre me ignora...
Siempre hace lo mismo...
Tú siempre...
Siempre, siempre, siempre.... Nos vivimos quejando de todo y de todos, dejando que nuestros corazones se amarguen.
¿Y si nos disfrutáramos más la vida? ¿Y si aprendiéramos a sólo retener lo bueno y desechar lo malo?
 
EXCUSARSE
 
 
Es que el perro se comió la tarea... Puede parecernos la excusa más loca e infantil, pero, excusarse es inmaduro. Mostramos falta de carácter cuando en lugar de asumir nuestras responsabilidades nos excusamos, justificamos nuestra conducta o culpamos a los demás por nuestras fallas... ¡Ouch! Bueno, si hemos caído en esto, sacudámonos las rodillas y avancemos por otra ruta. ¿Te animas?
 
 
 
EXAGERAR
 
 
Exagerar nos lleva derecho a mentir y es que decir que amamos algo que nos parece tierno nos limita a la hora de querer expresar verdadero amor, o si algo que es verdaderamente asombroso está frente a nosotros ¿Cómo le diremos si usamos esta expresión para algo que es bonito nada más?
La mentira obviamente genera desconfianza, pero, exagerar es mentir con sutileza y eso también nos hará personas poco confiables, así que atrevámonos a hablar sin exagerar. ¡Sí podemos!

PodCasts