Advertisment Advertisment

Maceta colgante con lamina de tronco y cuerdas

Materiales

  • Una lámina o rodaja de tronco. Si no encuentras una de éstas, puedes utilizar un plato de madera o improvisar con algún otro tipo de materiales resistentes.
  • Cuerda fina: o del grosor que más te guste. En esta caso utilizamos una cuerda fina para doblarla varias veces, aunque también puedes usar una más gruesa.
  • Plantas pequeñas como mini cactus para colocar encima. Lógicamente esto es a gusto de cada uno, pero a nosotros simplemente nos encantan las plantas.

 

 

Cómo hacer tu maceta colgante:

  1. Mide a qué distancia quieres que quede tu maceta colgante del techo.
  2. Cuando ya sepas la medida, debes preparar dos cuerdas. Corta la cuerda de modo que mida un poco más del doble de la distancia que quieres. Es decir, si quieres que tu maceta esté a una distancia de 1 metro del techo, tu cuerda deberá medir un poco más de 2 metros.
  3. Cuando ya sepas el tamaño de tu cuerda, asegúrate de que sea lo suficientemente resistente. Si has elegido una cuerda muy gruesa, seguramente te valga con una. Si por el contrario has optado por hilos finos, deberás hacer varias pasadas hasta conseguir una cuerda (formada por varios hilos). Esta opción es quizás más fina que la de la cuerda gruesa, pero todo es cuestión de gustos.
  4. Una vez tengas tus dos cuerdas, ponlas en el suelo formando una cruz exacta, y únelas por el centro con un hilo (haz un pequeño nudo).
  5. A continuación coloca tu tabla de madera, o lámina de tronco sobre ese centro de las dos cuerdas y une los cuatro extremos hasta elevarlo del suelo. Comprueba que queda en línea recta con el suelo, y haz un nudo con los cuatro extremos.

Ya tienes tu bandeja colgante en tan sólo 5 pasos, ahora sólo tienes que colocar las macetas pequeñas sobre él y voilá.

PodCasts