Advertisment Advertisment

Forma correcta de utilizar leggins

Los leggins son de esas prendas que llegaron para quedarse y es que además de ser una prenda bastante cómoda es increíblemente versátil que puedes utilizar con infinidad de accesorios y combinaciones. 

Aunque su uso es común a cualquier edad y se adapta casi a cualquier ocasión, es importante no cometer estos errores (¿u horrores?) a la moda.

Checa esta lista que nos dieron nuestras amigas de Swagger con las reglas de etiqueta para usar leggins  

1 ¡Los leggins no son pantalones ni tampoco medias!

Primero lo primero, los leggins son maravillosos de muchas maneras, su comodidad y la capacidad de añadirle estilo a tu outfit, todo en uno. Pero bajo ninguna circunstancia se les pueda considerar pantalones. Sorry!

Y no, tampoco son una prenda para llevar a la oficina. ¡Sólo NO! No deben ser usados como medias debajo de un vestido o falda, para eso existen las medias.

2 Sólo deben usarse con blusones o blazers largos

recuerda que no son pantalones, tampoco hay que confundirlos con los jeggins que son más gruesos. Playeras largas sí, crop-tops definitivamente no.
 
3 El largo es importante
Corrección, es MUY importante. Evita los leggins pescador, ni siquiera deberían existir en el planeta. Los leggins deben llegar exactamente hasta tus tobillos, ni un centímetro más arriba, de lo contrario harán ver tus piernas más gordas.

4 Usar ropa interior del mismo color

Probablemente creas que porque son de color negro u otro color oscuro nadie verá lo que traes debajo. Error. Cada paso que das o peor, si te agachas, veremos todo y por todo nos referimos a TODO. Y si compras leggins de mala calidad ahí si al menos trata que la ropa interior sea del mismo color, no solucionará el problema, pero al menos no resaltará tanto...

5 Usar ropa interior adecuada

Los leggins se adaptan a tu cuerpo y toman la forma de tu silueta. Si tu silueta está siendo mutilada por blumers  2 tallas más pequeñas que la que deberías usar, todos nos daremos cuenta.

6 No uses los leggins en el gimnasio...

...a menos de que sean leggins especiales para hacer ejercicio. La tela es distinta. Unos leggings cualquiera para uso casual no tienen la tecnología que la tela de la ropa deportiva. Sí, son cómodos, pero los convencionales no están hechos para hacer ejercicio, tu sudor te lo demostrará.

7 Jamás compres leggins blancos

Nunca se verán bien, los colores claros le agregan volumen a tus piernas (si eres muy delgada puedes optar por otros colores claros), se ven corrientes, además de que la probabilidad de que se transparenten cosas indeseables aumenta.

8 Sólo hay algo peor que los leggins blancos, los color nude/carne/beige

A primera vista parecerás desnuda, es probable que mucha gente se saque de quicio.

9 No son para cualquiera

Hay que saber admitir cuando algo no nos va, y desafortunadamente los leggins lucen mejor en las chicas delgadas, si tenemos algunos kilos de más hay que optar SIEMPRE por telas más gruesas y sobre todo el color negro.

10 Cuidado con los prints

No estamos en contra, siempre y cuando se escojan adecuadamente. Existen miles de posibilidades, el aztec print, animal (no lo recomendaría mucho), galaxy print, metálicos... Si tus leggings llevan algún estampado, la parte de arriba de tu outfit de preferencia debe ser lisa y viceversa.

PodCasts